Digno eres de mis decisiones

JAIRO GONZALES | Sesión V

''Cuando estamos indecisos y buscamos sabiduría de lo alto, tenemos las mejores decisiones.''

Daniel 3:1

¿Qué estás construyendo hoy con tus decisiones?

  • Auto-adoración: construir como Nabucodonosor. Tomar decisiones en cuanto a uno mismo y lo que vos querés, sin medir.
  • Verdadera adoración: la que Dios quiere. Donde ampliás tu visión de Dios; te acercás y ves con detalle lo que Dios está haciendo para tu vida.

Lo que serás mañana es el resultado de las decisiones que tomás hoy.

¿Cómo puedo adorar a Dios con mis decisiones?

Cuando dejo la auto-adoración. – ¿cómo?:

  1. Pedí consejo en tus decisiones y seguilo.
  2. Alejate de los tentadores (auto-adoradores). (Daniel 3:6)
    Lo que decidís adorar tiene un efecto en las personas más cercanas a vos (Daniel 3:12)
  3. Sé obediente en las pruebas.
    A veces tenés que negarte a cosas que los demás no se niegan. (Daniel 3:14)

La obediencia es la verdadera adoración. (Daniel 3:15-22)
Dios quiere que seás obediente:

  • sin importar la influencia que alguien tenga sobre vos.
  • sin importar lo difícil que se ponga.

Confía en que Dios en tu obediencia se va a gloificar

4. No alardeés lo malo

La auto-adoración no te lleva a un buen lugar.

Ahora, cuando dejás tu auto-adoración, ¿cómo podés ser un verdadero adorador? (Daniel 3:23-29)

  1. Experimentás a Jesús.
    Por las cosas grandiosas que hace, la gente no te ve a vos, mira lo que hace el Señor a través de vos.
  2. Las pruebas sirven para adorar.
    No son para hacerte sufrir; además, el adorador sale de las pruebas.
    El adorador puede disfrutar en medio de las pruebas
  3. Inhabilitar Ideologías.
    Ninguna filosofía prevalece cuando está en contra de los principios.
    Las acciones de los estos hombres hablaron más que sus palabras.

La verdadera adoración tiene el poder de:

  • animar a otros creyentes
  • alentar a los incrédulos
  • cambiar los pronósticos

Cuando decidís adorar a Dios en tus decisiones, debés saber que Dios suma, no resta.

Como adorador vas a poder:

  • Lograr recompensas duraderas y permanentes.
  • Dirigir tu vida hasta el camino que Dios tiene preparado para vos.

''Para Dios no hay decisiones grandes o pequeñas, todas son importantes. Esta es la principal razón para adorarlo con nuestra obediencia.''

Comparte está publicación ​